Mr. ZIP contra el Snail Mail

La brecha ZIP

En los primeros tiempos de la presencia del código postal (ZIP code), el correo no mejoraba significativamente su velocidad en el procesamiento de los objetos postales. La causa radicaba en que sólo una pequeña parte de sus usuarios lo empleaban, de modo que se llegó a hablar de la brecha ZIP” (ZIP gap).

Con objeto, precisamente, de reparar esa brecha ZIP, en 1965-1966 se lanzaron una serie de anuncios en todos los medios posibles: revistas, periódicos, paradas de autobús, etc. La publicidad funcionó, de modo que continuó unos años más.

El Museo Postal Nacional de Estados Unidos atesora todos estos anuncios, gracias a los que ahora podemos hacernos una idea completa de los tiempos en que, tratando de agilizar el correo, se empezaba a usar el código postal.

Anuncio “Are you still holding up the U.S. mail?”, para promover la utilización del código postal. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Are you still holding up the U.S. mail?”, para promover la utilización del código postal. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Don't tie up mail service ...use ZIP CODE” (1968), para promover la utilización del código postal. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Don’t tie up mail service …use ZIP CODE” (1968), para promover la utilización del código postal. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Don't tie up mail service ...use ZIP CODE and mail early in the day!” (1968), para promover la utilización del código postal. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Don’t tie up mail service …use ZIP CODE and mail early in the day!” (1968), para promover la utilización del código postal. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.

De hecho, la expresión snail mail (‘correo caracol’, en referencia a su lentitud) no se creó al irrumpir  Internet y el correo electrónico. Aunque se crea lo contrario, en realidad data de unos cuantos años antes, como podemos ver en anuncios como estos:

Anuncio “Help stamp out snail mail, use ZIP CODE!”. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Help stamp out snail mail, use ZIP CODE!”. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Snail Mail. Without ZIP CODE the growing U.S. Mail load would move at a snail's pace - if it moved at all!”. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Snail Mail. Without ZIP CODE the growing U.S. Mail load would move at a snail’s pace – if it moved at all!”. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.

En todos estos anuncios aparecía un personaje que seguramente ya conoces por haberlo visto en otras publicaciones de PATRIMONIO DIGITAL DE LA HUMANIDAD, como Mr. ZIP enseña a usar el Código postal; Campañas publicitarias imaginativas: Dick Tracy, Mr. ZIP y el código postal; o ¡Mr. ZIP aparece en un sello de Correos!). Estoy hablando del ubicuo Mr. ZIP, que durante esos años tuvo una misión de frenética actividad, recordando sin cesar que se usara el código postal:

Anuncio "Pull out the stops on your mail service, use ZIP CODE!". Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Pull out the stops on your mail service, use ZIP CODE!”. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Your bills seem to arrive on time, why not all your mail?”.  Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Your bills seem to arrive on time, why not all your mail?”. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Troublemaker. A letter without ZIP CODE may require 5 more sorting operations - and slows up the mail!”.  Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio “Troublemaker. A letter without ZIP CODE may require 5 more sorting operations – and slows up the mail!”. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio del código postal (ZIP code), cuyo protagonista Mr. ZIP aparecía en muchos lugares, como las estaciones de autobús y ferrocarril. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.
Anuncio del código postal (ZIP code), cuyo protagonista Mr. ZIP aparecía en muchos lugares, como las estaciones de autobús y ferrocarril. Imagen: Museo Postal Nacional de Estados Unidos.

REFERENCIAS

¡¡ Gracias por compartir !!

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.