Ernie Barnes, el deportista que se convirtió en artista

El norteamericano Ernie Barnes (1938-2009) inició su carrera en el ámbito deportivo. Militó en equipos de fútbol americano, como Baltimore Colts, Titans of New York, Denver Broncos y San Diego Chargers.

Ernie Barnes, con el dorsal 62, cuando jugaba con los Denver Broncos, en una imagen de la temporada 1963/1964.

Pasó del deporte al mundo del arte sin solución de continuidad. Y ya nunca dejó de pintar.

Between the Lines Storytime, actividad celebrada el 8 de septiembre de 2019 en el California African American Museum (CAAM).

Sus obras trasladan al lienzo el dinamismo y el movimiento del deporte, en obras de gran fuerza y nitidez.

Los personajes de sus cuadros se caracterizan por una propiedad que a mí me recuerda vagamente a los de Amadeo Modigliani. Me refiero a la elongación, que puede ser tanto el “alargamiento accidental de un miembro o de un nervio”, como una lesión producida precisamente por un estiramiento.

Pero, sobre todo, Barnes bebe de las fuentes del cómic y de la música negra.

Y si te suena su estilo, quizá es porque recuerdes haber visto una de sus creaciones en la portada de algún disco. El más icónico, sin duda, es la portada del disco I want you (1976), del gran Marvin Gaye, que era la reproducción de uno de sus cuadros, “The Sugar Shack” (1971), cuya vibrante sensualidad y ritmo desenfrenado aún nos subyuga 50 años después.

Ernie Barnes, el deportista que se convirtió en artista

Después del de Marvin Gaye, los trabajos de Barnes protagonizaron las portadas de otros álbumes de música popular:

  • “The Disco”, en el álbum homónimo de Faith, Hope & Charity (1978)
  • Donald Byrd and 125th Street, NYC”, de Donald Byrd (1979)
  • Late Night DJ”, en el disco Something to Believe In, de Curtis Mayfield (1980)
  • The Maestro”, en el album Ghetto Blaster, de The Crusaders (1984)
  • Head Over Heels” en el disco The Good and Bad Times, de The Crusaders (1986)
  • In Rapture”, en el album Making Love is Good For You, de B.B. King (2000)

Ernie Barnes no es un gran maestro de la pintura, y como tal no figura en los titulares de las enciclopedias. Su figura debe contemplarse, más bien, en el contexto de la sociedad afroamericana, siendo una de sus incontestables figuras. Y ahí, sí, tiene el fervor del público:

“Mi intención es ofrecer un trasfondo pictórico para llegar a la comprensión de la estética de la América negra. No es una súplica a las personas que continúen viviendo allí (en el gueto), sino para aquellos que se sienten atrapados, es… un desafío de lo hermosa que puede ser la vida”.

No obstante, no quiero dejar de recordar que sus obras fueron copiadas y plagiadas, habiendo tenido que reclamar en varias ocasiones sus derechos en los tribunales.

Así y todo, fue el artista oficial de los Juegos Olímpicos de 1984, celebrados en Los Ángeles.

Ernie Barnes:
Ernie Barnes:
Ernie Barnes:
Ernie Barnes:
Ernie Barnes:
Ernie Barnes: Sin título (hacia 1971).
Ernie Barnes:
Ernie Barnes:

#PDH #PatrimonioDigitalHumanidad

Referencias / Colecciones digitales

¡¡ Gracias por compartir !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.