Catecismo de industria rural y doméstica

Un Catecismo sui generis

El Getty Research Institute, dentro de sus Special Collections, tiene un libro cuyo título ha llamado mi atención: “Catecismo de industria rural y doméstica”.

Debo admitir que al principio me sorprendió, pero aunque pueda sonar extraño ver juntas estas expresiones —“Catecismo” e “industria”— en realidad, al consultar el Diccionario de la Lengua he podido comprobar que lo incluye en su 2ª acepción:

1. m. Libro de instrucción elemental que contiene la doctrina cristiana, escrito con frecuencia en forma de preguntas y respuestas.

2. m. Obra que, redactada frecuentemente en preguntas y respuestas, contiene la exposición sucinta de alguna ciencia o arte.

Portada del “Catecismo de industria rural y doméstica” (1824).

Esa es la razón por la que los autores de este singular Catecismo lo recuerdan en una Nota introductoria:

Para vencer todos los escrupulos que pudiera ocasionar el uso de la palabra
CATECISMO,
Aplicada generalmente a libros de Religion, debemos prevenir a nustros lectores, que esta palabra no está esclusivamente consagrada a materias religiosas, si no que indistintamente significa todo libro escrito en preguntas y respuestas. En este sentido se usa actualmente en todos los paises cultos y catolicos de Europa.

No te asustes por la ortografía: he querido respetar el texto tal como fue publicado en 1824, y era así como estaba escrito originalmente.

Un vistazo al Índice no deja lugar a dudas de que nos encontramos a un Catecismo completamente distinto a los que estamos acostumbrados:

“Pan, Aceite de Olivas, Vinagre, Cerbeza, Cidra, Manteca, Queso, Licores, Ratafia, Frutas en Aguardiente, Encurtidos, Sirop, Conservación de toda clase de Alimentos, Perfumes, Colmenas, Seda; Apéndice: SECRETOS Y RECETAS DE ECONOMÍA DOMÉSTICA”

Gracias a su sistema, basado como se ha dicho en Preguntas y Respuestas, el lector va profundizando en sus conocimientos para hacer pan, cerveza, licores, conservas o perfumes, entre otras operaciones que han acabado por resultar cada vez ser más útiles.

Ilustración “Catecismo de industria rural y doméstica” (1824), que muestra un alambique.
Página 40 del “Catecismo de industria rural y doméstica” (1824), mostrando un alambique.

En esta imagen podemos ver cómo se hacían los bizcochos o galletas de mar, un alimento otrora básico en las travesías y viajes marinos:

Página 13 del “Catecismo de industria rural y doméstica” (1824), mostrando la forma de hacer bizcochos o galletas de mar.

REFERENCIAS

COLECCIONES DIGITALES

¡¡ Gracias por compartir !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.