ABBA: eclosión en el Olimpo kitsch

Cuando ABBA, el más famoso grupo de toda la historia de Suecia, inició su meteórico ascenso hacia el éxito internacional, básicamente dos cuestiones llamaron nuestra atención.

En primer lugar, su inigualable olfato para fagocitar la música que alcanzaba las listas de éxitos de todo el mundo, razón por la que nunca entendí la sorpresa del público ante sus éxitos: ¿cómo no iban a tenerlos, si lo único que hacían era fusilar el espíritu de las canciones de las listas?

La segunda parte era su indumentaria, que a fuer de insistir, acabó por ser una de sus señas de identidad. Y de ser tan kitsch, algunos acabaron por verla incluso “adorable” (yo no: a mí siempre me pareció el colmo del horterismo). En realidad, se trataba también de otra muestra de su capacidad de fagocitación de las tendencias de entonces. Pero había algo que no encajaba….

Cuando hablamos de la vestimenta de ABBA, podríamos hacer decenas de elucubraciones sobre el estilo, la moda, las tendencias, etc. Sin embargo, la explicación era más sencilla de lo que imaginas, y desde luego mucho más prosaica. Veámosla.

La Hacienda sueca, tan dura y estricta en muchos aspectos, permite evitar el pago de impuestos en un caso muy concreto: si usas ropa que nadie se atrevería a llevar. Así es como especifica la ley:

“Tienen que ser trajes fantasiosos, para el escenario, ropa con el logo de su empleador u otros atributos que los distingan completamente de la ropa del día a día”

Ahí está la respuesta de por qué ABBA usó siempre ropa tan hortera, estrafalaria y exagerada. Por no decir trasnochada, y en muchas ocasiones sencillamente demencial. Y nada de moda, estilismo, o explicaciones similares. En realidad, es tan simple como llamarlo por su verdadero nombre: evasión de impuestos.

El diseñador de todas la ropa que desplegaron a lo largo de su carrera fue siempre el mismo, Owe Sandström, cuya creatividad no tenía ningún sentido del ridículo. Júzgalo tú mismo, en esta pequeña selección que han hecho en Messy Nessy:

ABBA. Imagen: Messy Nessy.
ABBA. Imagen: Messy Nessy.
ABBA. Imagen: Messy Nessy.
ABBA. Imagen: Messy Nessy.
ABBA. Imagen: Messy Nessy.
ABBA. Imagen: Messy Nessy.
ABBA. Imagen: Messy Nessy.
ABBA. Imagen: Messy Nessy.
ABBA. Imagen: Messy Nessy.
ABBA. Imagen: Messy Nessy.
ABBA. Imagen: Messy Nessy.
ABBA. Imagen: Messy Nessy.

#PDH #PatrimonioDigitalHumanidad

Referencias / Colecciones digitales

¡¡ Gracias por compartir !!

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.